Publicado: 27/10/2014 23:21 por Javier Monreal en CUENTA, CUENTA ¿QUE NOS CUENTAS?

Era media noche en Berlín, yo sabía que me seguían. Me metí en un callejón y torcí a la esquina, entonces cargue la pistola, le puse el silenciador y ...                                A la mañana siguiente me desperte y baje al comedor, me alojaba en el Winters Hotel. Desayune rápido y me fui al mercado a reunirme con Albert Dalton, el corrensponsal de la agencia secreta en Alemania. A la una me reuní con el, le conté todo lo sucedido. El me conto que Boris, nuestro archienemigo, estaba planeando algo. Comí poco.                                                                                                    A la tarde me puse a buscar, conseguí encontrar la víctima de anoche y encontré un papel en su chaqueta. Ponía: C/Kurfürstendamm, 96. Me dirigí allí no había gran cosa, dos bares, una mercería, una barvería y .....una tienda abandonada.Entre en la tienda pero no había nada, entonces descubí una trampilla. Bajé unas escleras y, ¡allí estaban! Me vieron, eche a correr, me perseguían tres hombres con pistolas que corrían muy rápido doble a la izquierda y después a la derecha y así hasta la puerta de Brandemburgo. Allí cogí un taxi, pero me acorralaron y me hicieron salir,entonces perdí el conocimiento.                                                                                             Eso es todo lo recuerdo.                                                                                         Ahora escribo desde Zaragoza este relato en memoria de mis recuerdos en la agencia seceta. 

                                                                                             Javier Monreal      

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.